Principios básicos de sostenibilidad

Toda actividad turística que realmente pretenda definirse como sostenible debe considerar los siguientes aspectos:

- Uso adecuado de los recursos naturales
- Respeto por la diversidad socio
- cultural
- Asegurar prácticas empresariales apropiadas

Según algunos investigadores, los pilares que sostienen esta actividad son el entorno (natural, histórico, artístico, social...) y el factor humano, ambos interdependientes. La explotación turística está provocando la destrucción del hábitat de patrimonio social, económico, natural y cultural. Por ello, se trabaja en este sentido a nivel mundial, con el fin de encontrar un equilibrio entre la explotación turística, el factor humano y nuestro entorno. Para alcanzar todo esto, es necesario tener en cuenta por una parte, los derechos que nos definen como personas y por otra las obligaciones que tenemos como habitantes de la Tierra.

Respecto a las clases de turismo, dado que la misma es una forma particular del uso del tiempo libre, y una forma especial de recreación, se la puede relacionar con la educación, el placer, el descanso y la recreación, aunque puede estar relacionado, también, con algún otro tipo de actividad. Puede ser clasificado de diversas formas, cada una de ellas orientada a una necesidad especifica e incluso, puede ser identificado en función de más de una de sus características.

Principios sustanciales de desarrollo sostenible interpretados con la mira en América Latina

Para precisar lo que sería el desarrollo sostenible se definen los siguientes 15 principios sustanciales u orientaciones generales que deberían guiar las políticas de desarrollo y las medidas concretas para lograrlo . En las explicaciones se hace referencia a las condiciones de América Latina.

Existen también principios instrumentales con los cuales se pretende definir cómo se podría lograr el desarrollo sostenible. Por falta de espacio no serán tema en este artículo.

Objetivo 1: Asegurar la existencia humana
Asegurar la existencia humana es la más básica de las

Tabla 1. Los tres objetivos generales y los principios para definir el desarrollo sostenible (Kopfmüller et al., 2001)



O B J E T I V O S

condiciones para el desarrollo sostenible. Significa obviamente la protección de la salud humana y la satisfacción de las necesidades básicas. También se incluye la posibilidad de las personas de asegurar autónomamente su existencia, la distribución justa del acceso a los recursos naturales y de su uso y el equilibrio de las diferencias extremas entre ingresos y propiedad de bienes (Kopfmüller et al, 2001).

Principio 1: Se deben evitar peligros y riesgos no justificables para la salud humana como consecuencia de impactos ambientales negativos causados por el ser humano.
La protección de la salud humana se basa en el enfoque antropogénico del desarrollo sostenible: se pretende proteger el medio ambiente no para sí mismo, sino como base de la vida humana. Por eso se ha declarado (inclusive en la Constitución Colombiana, por ejemplo) el derecho a un ambiente sano.
En América Latina, la salud humana está amenazada, entre otros, por la exposición y el consumo de aguas contaminadas y no potables (Ocampo, 1999), la contaminación del aire y el ruido, especialmente en las ciudades (Moller, 2006), las llamadas ¨catástrofes ambientales - sociales¨ (deslizamientos, inundaciones, etc.)(Cepal, 2010), los residuos sólidos de los hogares (sin tratamiento), y los residuos peligrosos del sector salud y de la industria.

Principio 2: Para todos los miembros de una sociedad se debe garantizar un mínimo de satisfacción de las necesidades básicas (vivienda, alimentación, ropa, salud) y del aseguramiento contra riesgos centrales de la vida (enfermedades, invalidez).
Es importante entender que con base en la visión de una vida digna las necesidades básicas no sólo son materiales sino también inmateriales. Se trata de permitir la auto-realización de los seres humanos. En este sentido se debe permitir a las personas ganarse el sustento para su vida con actividades propias y sentirse útiles y respetados; en este sentido no se cumple el principio arriba formulado si la satisfacción de las necesidades básicas materiales se hace con subsidios por parte del Estado o de organizaciones benéficas.

En todos los países de América Latina y el Caribe existen muy graves deficiencias en la satisfacción de las necesidades básicas materiales e inmateriales, en partes muy significativas de la población como consecuencia de la pobreza e indigencia generalizadas (CEPAL, 2010; Maldonado, 2005); en muchos de los países está afectada más de la mitad de la población y en el campo puede llegar al 80 por ciento y a veces más.

Principio 3: Para todos los miembros de una sociedad se debe garantizar la posibilidad de asegurar su existencia (incluidas la educación de los niños y el seguro de vejez) a través de actividades libremente realizadas.

Este principio hace énfasis en el trabajo propio para asegurar la existencia, excluyendo como solución adecuada y duradera el pago de subsidios, porque deja al individuo en un papel pasivo y de dependencia. Asegurarse la existencia con el trabajo propio es tan importante porque da sentido a la vida, aumenta la auto-estima y la creatividad, reduce depresiones, etc., siempre y cuando sea reconocido su valor y contribución a la calidad de vida y se realice en condiciones de dignidad. En la mayoria de los paises de América Latina y el Caribe las condiciones están lejos de cumplir este principio de desarrollo sostenible. Salarios y remuneraciones de miseria, el trabajo obligatorio (o hasta en condiciones de esclavitud) de niños, la violación sistemática de los derechos laborales, el trato indigno de las personas, la supresión de los movimientos sindicales (en Colombia y otros países con numerosos asesinatos de líderes sindicales), el alto índice de desempleo y subempleo (CEPAL, 2010), y la falta de opciones laborales para jóvenes y personas de edad, caracterizan casi a todos los países, a unos más y a otros un poco menos.

Principio 4: El uso de los recursos naturales y del medio ambiente se debe distribuir bajo criterios de justicia y con la correcta participación de todos los afectados.

Este principio hace referencia a la justicia intergeneracional: Futuras generaciones tienen el derecho de usar los recursos naturales y el medio ambiente de manera similar a las generaciones actuales. Pero también para las generaciones actuales se debe asegurar una distribución justa del acceso, porque sólo así se podría eliminar la pobreza. En muchos de los países latinoamericanos se encuentra la explotación de los recursos naturales en manos de pocas empresas nacionales y multinacionales y son consumidos en los países industrializados. Los latinoamericanos han visto destruidas sus tierras contaminados sus ríos sin recibir nada o casi nada de los ingresos multimillonarios que salieran de sus países. (Russau, 2010).

Principio 5: Las diferencias extremas en la distribución de ingresos y la propiedad de bienes deben ser reducidas.

Para el Informe Brundtland y otros documentos de las Naciones Unidas son estas desigualdades la causa de muchos de los problemas ambientales y sociales dentro y entre los países, y no puede haber desarrollo sostenible sin cerrar esta brecha. Varios de los países latinoamericanos se encuentran entre los que más desigualdad muestran a escala mundial, entre ellos Colombia y Brasil (CEPAL, 2010).

Objetivo 2: Mantener el potencial productivo de la sociedad
El desarrollo sostenible exige que las actuales y las futuras generaciones tengan las mismas condiciones para hacer sus vidas. Por eso es necesario mantener el potencial productivo de una sociedad para permitirles poder satisfacer sus necesidades materiales.

Principio 6: El nivel de uso de los recursos naturales renovables no debe superar su capacidad de regeneración natural y no debe poner en peligro la capacidad de desempeño y funcionamiento de los ecosistemas respectivos.

Principio 7: Se debe mantener en el tiempo el alcance de las reservas existentes comprobadas de los recursos naturales no renovables.

Se debe repensar la explotación acelerada de los recursos naturales no renovables que son despilfarrados a favor del consumismo de la gente en los países industrializados y de los ricos en los países en desarrollo. Una explotación más moderada y en más tiempo o hasta decidir no explotar algunos de los recursos naturales no renovables para mantener intactos algunos ecosistemas y bosques podría traer mas beneficios a mediano y largo plazo para la población y el país.

Principio 8: La liberación de residuos y emisiones en todas sus formas no debe superar la capacidad de recepción del medio ambiente y de los ecosistemas.

Principio 9: Se deben evitar riesgos tecnológicos que podrían tener consecuencias catastróficas.

Principio 10: Se debe desarrollar el capital material, humano y de conocimiento, de tal manera que se pueda mantener o mejorar la capacidad económica.

Una de las ¨herencias¨ que se debe dejar a las generaciones futuras es la capacidad económica de una sociedad, para poder generar productos y servicios para la satisfacción de las necesidades propias y para el mercado mundial. En los países de América Latina y el Caribe son obvias las graves deficiencias con respecto a la formación de las personas (CEPAL, 2010).

Mantener las opciones de desarrollo y actuación de la sociedad. El desarrollo sostenible exige condiciones mínimas inmateriales para la existencia humana; son imprescindibles aspectos como la integración en contextos culturales y sociales, la participación en decisiones políticas, comunicación, educación, contemplación, experiencias estéticas, tiempo libre y ocio para los cuales se formulan los siguientes cinco principios.

Principio 11: Todos los miembros de una sociedad deben tener opciones iguales con respecto al acceso a educación, información, empleos formales, puestos y posiciones sociales, políticas y económicas.

Con la igualdad de oportunidades para acceder a los bienes básicos sociales se pretende permitir que todos los miembros de una sociedad sean ¨ciudadanos plenos¨, es decir, que puedan practicar sus derechos subjetivos de libertad y sus derechos políticos, como también realizar los talentos propios y los planes para la vida. Igualdad de oportunidades significa que no exista discriminación alguna basada en género, religión, edad, raza ni la exclusión social que genera el desempleo permanente y la indigencia. En todos los países de América Latina un porcentaje significativo de la población está discriminada o excluida en el sentido anteriormente descrito. La existencia de economías informales se basa en la exclusión de gran parte de la población del mercado laboral formal como también de los altos niveles de desempleo y subempleo.

Principio 12: A todos los miembros de una sociedad se les debe permitir la participación en los procesos relevantes de la toma de decisiones.

El principio se basa en la convicción de que una sociedad no puede ser sostenible sin la participación de la población en la formación de la voluntad política y en los procesos de la toma de decisiones. Las democracias y las opciones de participación verdadera en los países de América Latina y el Caribe son todavía débiles.

Principio 13: La herencia cultural de la humanidad y la diversidad cultural se deben conservar.

La ¨cultura¨ define las formas de convivencia, de cooperación, cómo se ubican los ciudadanos de una sociedad en relación con su entorno físico, el medio ambiente, la tierra y el cosmos. Vista así, no tiene sentido separar la cultura del desarrollo, porque desarrollo es parte de la cultura humana. La cultura es la fuente más importante de creatividad y por ello debe preservarse; es imprescindible el respeto mutuo entre culturas; no puede haber desarrollo sostenible donde existan ¨limpiezas étnicas o sociales¨, fanatismo religioso, prejuicios sociales y raciales; es fundamental, por tanto, respetar los derechos humanos. América Latina y el Caribe se caracterizan por la gran diversidad de culturas que han convivido por mucho tiempo. Pero sigue existiendo discriminación en diferentes niveles de intensidad contra indígenas, negros, homosexuales, lesbianas, etc.

Principio 14: Se deben conservar paisajes culturales y naturales o partes de paisajes de características especiales o de belleza extraordinaria.

La naturaleza tiene también una función de enriquecer la vida humana de otra manera, como objeto de experiencias sensitivas, contemplativas, espirituales, religiosas y estéticas. Estas experiencias tienen valor no por sus funciones instrumentales, sino por sí mismas, forman parte de ¨una buena vida¨, aunque no todos los seres humanos tienen ese interés o sienten estos efectos. La responsabilidad en el marco del desarrollo sostenible, entonces, es conservar la naturaleza para que los seres humanos interesados – de las generaciones actuales y de las futuras - puedan realizar el tipo de experiencias mencionadas. América Latina dispone de muchos paisajes culturales y naturales de gran belleza que deben ser protegidos (Hurtado García, 2005).

Principio 15: Para asegurar la integración social de la sociedad se deben fortalecer los sentidos de derecho, justicia, tolerancia, solidaridad, la orientación hacia el bienestar común y el potencial de resolver los conflictos sin violencia.

En todos los países de América Latina y el Caribe, desde la conquista, su historia se ha caracterizado por la desigualdad y la explotación de los pueblos nativos por parte de sus conquistadores, en la cual no ha habido el dominio del derecho (o un derecho que incluya la protección de grandes partes de la población pobre); la justicia no ha funcionado o sólo funciona favor de los poderosos; ha habido poca tolerancia y un egoísmo impresionante combinados con la falta de sensibilidad social entre las clases altas; y una disposición generalizada de ¨resolver¨ los conflictos, a escala de la sociedad y entre individuos, con medios violentos. Así seguimos lejos del desarrollo sostenible en el continente.

Conclusiones

Con los 15 principios sustanciales anteriormente expuestos se puede definir qué sería el desarrollo sostenible en las condiciones de América Latina. Deben cumplirse todos para poder hablar de desarrollo sostenible en el continente. Sirven para comparar y evaluar políticas, medidas y proyectos concretos de desarrollo en la región.

Featured Posts

Red Inka Turismo Sustentable

  • RED INKA Turismo Sustentable fomenta modelos de turismo que apoyan la conservación del patrimonio cultural y natural, generan alternativas sustentables de empleo y fortalecen empresas en comunidades en el Perú.
  • Urbanización de Ttio Pasaje 18 Mayo G1 -9 Wanchaq Cuzco, Peru.
  • (+51) 945 560 - 500 / (+51) 984 442 - 313
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…